Darse de alta como autónomo

Con la crisis del COVID-19 se contrata menos personal en las empresas. Ante esta situación, establecerse por cuenta propia puede ser una oportunidad para salir adelante. Ser autónomo implica tener más empleabilidad y ser tu propio jefe; te organizas a tu manera y hasta puedes combinarlo con un trabajo por cuenta ajena.

Darse de alta como autónomo tiene sus oportunidades y ventajas. Poca cosa hay más motivadora que ganarse la vida dedicándose a un trabajo que te gusta y ser tu propio jefe. El único camino para lograrlo es establecerte como empresario, ya sea montando una empresa en el sentido mercantil o dándote de alta como autónomo.

Como autónomo hay múltiples negocios que emprender. Hay autónomos profesionales que desarrollan un oficio tradicional, como los carpinteros o los mecánicos. Autónomos que desempeñan un trabajo comercial, ya sea off-line u on-line. El comercio electrónico ofrece muchas posibilidades, porque tiene aún mucho por desarrollar y ofrece salidas, a pesar de la omnipresencia de grandes plataformas como Amazon. También hay autónomos de soporte auxiliar B2B (Business to Business), como lo son los consultores de múltiples temáticas, los analistas o los especialistas en ciertas materias. Y hay negocios on-line para programadores, diseñadores o redactores, por sólo poner algunos ejemplos.

Ventajas de ser autónomo


Darse de alta como autónomo abre un abanico de posibilidades difícilmente alcanzables en la nómina de una organización. Siendo autónomo, tu trabajo te lo organizas tú y tienes libertad de horarios y una movilidad que en la plantilla de una compañía no puedes tener.

Al ser autónomo, tienes más empleabilidad que una persona en paro. Las empresas ven a los autónomos como personas activas y a los parados como personas sin iniciativa. La pandemia del COVID-19, y el panorama que nos espera en la época post-COVID-19 deja a las empresas en una situación en la que la contratación laboral, por desgracia, está siendo muy perjudicada. Pese a que las empresas necesitarán mano de obra, van a recurrir más a la contratación de autónomos que a trabajadores por cuenta de estas empresas.

Como autónomo trabajas a tu manera y diseñas tu carrera profesional desde el principio. Conoces tus fortalezas mejor que nadie y sabrás sacarle provecho. Además, te quedas con el valor añadido que, siendo trabajador por cuenta ajena, obtendría la empresa para la que trabajases.

La motivación de trabajar para ti hará que los resultados terminen por llegar. Tienes mayor flexibilidad horaria y muchas más posibilidades de conciliación de la vida laboral con la vida familiar.

Tarifa plana para nuevos autónomos

La afiliación autónomos implica tener que pagar unas cuotas como cotización a la Seguridad social. Pero actualmente los nuevos autónomos sólo pagan 60 euros durante el primer año de actividad.

Los llamados “autónomos societarios” también tienen una tarifa plana desde septiembre de 2020.

En todo caso, puedes combinar negocios y sacar rendimiento a esta cuota de autónomos. Analiza las amenazas como oportunidades, pues con frecuencia permiten abrir mercados no previstos y que nueva gente pueda entrar con negocios rompedores. Las startups de más éxito son las que hacen algo diferente. Especialízate, conviértete en el mejor en algo muy concreto.

Tipos de tramitación de las altas

La forma más cómoda de tramitar el alta como autónomo es autorizando a la gestoría, aunque también puedes darte de alta tú mismo a través de un Punto de Atención al Emprendedor (PAE), o directamente con certificado digital.

Para que una gestoría pueda darte de alta como autónomo, debes de hacer una autorización ante la Seguridad Social y ante la Agencia Estatal de Administración Tributaria.

Autorizar a la gestoría en Hacienda es fácil. Hay que firmar un documento, que se puede rubricar de forma digital, sin desplazamientos, para otorgar facultades al asesor. La gestoría debe estar adherida a los convenios existentes como colaborador social en alguno de los colegios oficiales de economistas, de gestores administrativos, de abogados, de graduados sociales o de titulados mercantiles.

Para realizar ciertos trámites, más allá de la simple alta en el censo de empresarios, profesionales y retenedores, existen apoderamientos que confieren mayores permisos para actuar frente la Administración de Hacienda por cuenta de un tercero, tales como acceder a expedientes, notificaciones, pago de deudas, entre otros.

Ventajas de autorizar a la asesoría al Sistema Red

Si autorizas a una asesoría al sistema Red a través de la sede electrónica de la TGSS, el aprovechamiento que vas a obtener es mayor.

Podemos destacar las siguientes funcionalidades: cambio del número de cuenta de domiciliación de las cuotas de autónomos; obtención de Informes de Vida Laboral; baja de autónomos; cambio de la base de cotización como autónomo; cambio de la actividad que consta del autónomo.

Tipos de autónomos

Autónomo societario: es el que trabaja de forma personal y directa en su negocio, pero a través de una sociedad mercantil; es decir, constituye alguna de las siguientes formas jurídicas: sociedad limitada, sociedad limitada laboral, sociedad anónima, sociedad anónima laboral, sociedad colectiva, sociedad cooperativa y sociedad comanditaria.

Así, no es la propia persona física quien desarrolla su negocio de forma inseparable de su patrimonio personal, sino que lo ejecuta mediante una sociedad con personalidad jurídica propia.

Autónomo a tiempo parcial o proporcional a los ingresos. En los próximos meses se podrá empezar a aplicar la posibilidad de darse de alta como autónomo cotizando de forma proporcional a los ingresos realmente obtenidos. No obstante, representantes del colectivo autónomo señalan que la modificación, lejos de suavizar la carga mensual, supondría en la práctica un incremento de cuota en la mayoría de los casos.

Autónomo de responsabilidad limitada. El autónomo de responsabilidad limitada queda parcialmente libre de responsabilidad por las deudas derivadas de su actividad.

1 comentario en «Darse de alta como autónomo»

Deja un comentario