5 cosas a considerar antes de invertir en una franquicia de servicios para el hogar

Si quieres ser dueño de tu propio negocio, pero no quieres construirlo desde cero, comprar una franquicia de servicios para el hogar puede ser tu solución ideal. 

Si tomas la decisión correcta y eliges una buena franquicia, ya contarás con un modelo de negocio exitoso, recibirás mucho apoyo y probablemente te beneficiarás del reconocimiento de marca, a menos que la franquicia sea relativamente nueva, en cuyo caso deben ofrecer otros beneficios. 

Determinar si la franquicia en la que estás pensando invertir es una buena franquicia y la adecuada para ti, requiere una investigación diligente. Los factores en los que debes pensar de acuerdo con los franquiciados de servicios para el hogar incluyen: 

1. Valores compartidos: 


Un conjunto compartido de valores y normas caracterizan la cultura de una empresa. Cuando inviertes en una franquicia, te unes a su cultura. Por lo tanto, es importante asegurarse de que tus valores se alineen con los de cualquier franquicia a la que estés considerando unirte. 

Cuando empiezas el proceso de entrevistas para elegir la franquicia en la que se quiere invertir, se empieza a conocer un poco su funcionamiento interno, su personal, sus actitudes, filosofías, etc. 

Por ejemplo, normalmente la sensación de que quieren cerrar una venta rápidamente o “presionar” para realizar una inversión importante a corto plazo, no es una buena señal. 

Si tienes suerte, hablarás con al menos un par de personas y no solo con un único punto de contacto. Esto ya te dará más idea sobre las cosas que tienéis en común y las que no. Cosas que pueden tener relación con los valores de la empresa. Además, por qué no, puedes directamente hacer preguntas al respecto y ver cuáles son las reacciones y respuestas, con qué te identificas y cuánto.

Si tus valores y los del franquiciador están al mismo nivel, las probabilidades de éxito y de una relación a largo plazo son mucho mayores.

2. Expectativas alineadas: 

La longevidad y el éxito de tu negocio de franquicia dependerán en gran medida de que tu franquiciador y tú no se decepcionen el uno del otro. 

La mejor manera de evitarlo es comprender las expectativas que hay de cada lado y asegurarse de que se alineen antes de comenzar a trabajar juntos. “Hacer coincidir las expectativas del franquiciado y del franquiciador es fundamental desde el principio”, dice Saunda Kitchen, una franquiciada de Mr. Rooter Plumbing. \»A nadie le gustan las sorpresas\».

3. Soporte: 

Uno de los puntos más importantes y una de las mayores ventajas de elegir una franquicia es el nivel de soporte que recibes de ellos. No solo desde un punto de vista económico, de procesos o de herramientas, sino también humano. 

Pregunta si tendrás un contacto o un asesor con quien reunirte habitualmente, si hay reuniones de seguimiento, si tienes a quién acudir para resolver tus dudas e inconvenientes, sobre todo al inicio. 

“Mi franquiciador pone a mi disposición una vía de contacto directo, con quien me reúno al menos una vez al mes. Además, es alguien a quien puedo llamar si tengo un problema o una necesidad”, dice una de las franquiciadas de Helpycare, un servicio de cuidado de personas mayores y dependientes. “Además, recibo capacitación y soporte en relación a acciones de marketing local, cuento con soporte CRM y una relación directa y cercana con la central. Poder recibir feedback de ellos sobre qué funciona y qué no y aprender de sus experiencias es muy útil».

4. Sistemas probados: 

Los  ejemplos de sistemas de un franquiciador incluyen marketing, servicio al cliente, capacitación y prestación de servicios. Tu potencial de éxito se maximiza si los sistemas de un franquiciador son sólidos. Esto puede hacer que el negocio funcione de manera más rápida y eficiente sin los retrasos y los costes que implicaría desarrollar sistemas por tu cuenta.

5. Historial comprobado de éxito: 

Un franquiciador establecido ha pasado muchos años cultivando un modelo de negocio exitoso. Es importante conocer el funcionamiento del modelo del franquiciador, lo que han hecho históricamente tanto en este negocio como en otros anteriores. 

Iniciar un negocio por cuenta propia es complejo, lleva mucho tiempo encontrar el camino correcto y esto suele suponer unos costes elevados, sin contar el tiempo que transcurre hasta que empiezas a ver ingresos. 

El recorrido de un franquiciador puede ayudar a ver sus proyecciones y sacar tus propias conclusiones basado en ellas, lo cual te dará un panorama más claro y directo sobre cómo y cuándo empezar a tener un negocio rentable y además plantearte escenarios optimistas y pesimistas para saber cómo abordarías cada uno de ellos.

Si encuentras una franquicia de servicios para el hogar que cumpla con los factores anteriores, como lo hace Helpycare, estás en el camino correcto para alcanzar el éxito que imaginas. Tomarse el tiempo para hacer la investigación necesaria para encontrar la franquicia ideal sin duda ha beneficiado a muchos franquiciados.

Deja un comentario