¿Cómo empezar un plan de ahorro?

Un plan de ahorro es sencillamente la planificación estructurada de nuestro ahorro. Es una herramienta sencilla y práctica para ordenar nuestro hábito de ahorrar y hacerlo más formal, pues nos exige destinar una cantidad exacta cada mes o periódicamente, y no una cifra variable y aleatoria.

plan de ahorros, ahorrar

Confeccionar un plan de ahorro te otorga un sentido más estricto a este hábito. Cuando te dispongas a elaborar uno es crucial que tengas en consideración los plazos para los que precisas estos ahorros. Es decir puedes decidir ahorrar a corto, mediano o largo plazo. Es indispensable, además, que analices detalladamente la cantidad mensual o periódica que destinarás al ahorro, a fin de no quedarte sin recursos para tus gastos personales habituales.   

  1. Determina tus metas de ahorro. Identifica por qué has decidido ahorrar.
  2. Establece el tiempo de ahorro. Ponte plazos en meses o años, dependiendo de tu meta y tus posibilidades presupuestales para destinar al ahorro.
  3. Asigna una prioridad a tu meta. Para esto tienes que analizar cuidadosamente la importancia o urgencia que tiene cada uno de tus propósitos.

Recuerda que la ventaja de ahorrar en una entidad del sistema financiero es que tu dinero generará intereses, con lo cual podrás alcanzar tus metas más rápidamente. Lo ideal es consultar en diversos bancos para saber cuál te ofrece una mayor rentabilidad de acuerdo al monto con el que abrirás tu depósito y el plazo de ahorros.

Además contar con plan de ahorro nos puede traer muchas ventajas:

Posibilidad de disfrutar de un futuro financiero saludable, Alcanzar nuestros planes y metas, Protección frente a disminución de nuestras ganancias, Gran disciplina que nos puede ayudar a conseguir otras metas y la mejor:No hay necesidad de endeudarse. Todos sabemos que las entidades financieras ofrecen múltiples alternativas para comprar ahora y pagar más tarde, los llamados créditos. Pero uno de los grandes beneficios de ahorrar es que podemos pagar al contado, por tanto, no tenemos ninguna necesidad de endeudarnos para conseguir nuestros objetivos.

Deja un comentario