Consejos para avanzar profesionalmente

En estos tiempos de incertidumbre económica y social, uno de los mayores desafíoos en el terreno profesional es poder avanzar y lograr metas a pesar de las circunstancias, en muchos casos, adversas.

Poner la mirada con confianza en el futuro es una de las actitudes más idóneas que debe tener cualquier trabajador, ya sea por cuenta ajena o propia. Tomar la iniciativa y encontrar los medios para avanzar profesionalmente, demuestra que no se conforma, ni se estanca, con las dificultades que afectan a la sociedad en todos los niveles.

Estas dificultades que no se circunscriben sólo a la pandemia, sino que tienen que ver también con situaciones de inestabilidad económica, política y social que pudieran afectar a sus entornos laborales o empresas. ¿Qué se puede hacer para avanzar en escenarios no favorables? ¿Qué deberíamos hacer para conseguir un ascenso o iniciar una segunda actividad profesional o laboral? En este artículo analizamos los aspectos más importantes sobre cómo avanzar profesionalmente y planificar las medidas a tomar para el logro de los objetivos profesionales.

Qué es avanzar profesionalmente


Avanzar profesionalmente, en términos sencillos, significa crecer.

Crecer no sólo en las áreas inherentes al puesto de trabajo actual. Tiene que ver con no conformarse con lo que se conoce, ni con las habilidades que hasta el momento se tienen o dominan. Crecer profesionalmente implica asumir nuevos retos, hacer cambios, estar dispuesto a aprender y realizar tareas diferentes.

Tiene que ver con desarrollar y adquirir herramientas que permitan incrementar la eficiencia en el trabajo. También es saber gestionar el tiempo de forma productiva, conseguir nuevas cualificaciones que permitan promociones y desarrollar nuevas habilidades para escalar posiciones en una organización, ya sea en el ambiente laboral actual o en el de otras empresas y sectores.

Pero para avanzar profesionalmente, no basta con esforzarse en conseguir los objetivos, es necesario trazar un plan que marque los pasos o acciones a través de los cuales sea posible llegar a la meta establecida en un período de tiempo determinado.

El primer paso, por tanto, es definir el objetivo a lograr para seguidamente diseñar el plan o la hoja de ruta a seguir. El objetivo profesional es una decisión personal y única de cada individuo, inherente a sus propios intereses, expectativas y/o necesidades reales. Para unas personas puede ser conseguir un puesto directivo, para otras emprender o encontrar un trabajo que facilite la conciliación y pasar más tiempo con la familia.

Por qué es importante crecer profesionalmente

Independientemente de la actividad profesional que desarrolle, ya sea como empleado, directivo o empresario, el crecimiento profesional es la llave para alcanzar el éxito o mantener, si es el caso, la buena situación laboral actual. Quedarse estancado es anular las posibilidades de mejorar y encontrar oportunidades de desarrollo o crecimiento que ayuden avanzar profesionalmente.

Además de los beneficios desde el punto de vista profesional que obtienen las personas que inician un camino de mejora en sus capacidades, las empresas también se benefician del talento y nuevas habilidades que influyen directamente en la consecución de mejores resultados.

Mejorar el propio desempeño de funciones, sin buscar un rápido ascenso en la pirámide de una organización, es una decisión que evita la paralización y ofrece la posibilidad de tomar decisiones acertadas si las cosas empeoran en la empresa. La clave es estar preparado, tanto intelectual como emocionalmente para responder a cambios o situaciones no siempre favorables.

Cómo lograr avanzar profesionalmente

Hay muchas maneras de avanzar en el ámbito profesional, pero el primer paso es evaluar las fortalezas y debilidades. Este análisis permite marcar el objetivo y planificar las acciones de forma más precisa. A continuación, se proponen diversas formas para lograr el crecimiento y avanzar profesionalmente.

Estudios especializados

Ampliar conocimientos y el conjunto de habilidades que complementen la experiencia representa una ventaja importante tanto para encontrar empleo, emprender o ascender en la organización en la que se trabaja. Decidir iniciar estudios especializados y/o cursos deben ser vistos siempre como una inversión muy rentable a corto, medio y largo plazo.

Una de las formas más rápidas y acertadas de progresar en este sentido, es posible a través de la formación MBA en Escuelas de Negocios. Los MBA, o Master in Business Administration que se imparten en las Business School, son programas que ofrecen un conjunto de herramientas avanzadas de administración de negocios y capacitación empresarial. Estos programas están dirigidos a profesionales que ocupan cargos de responsabilidad o pretenden asumirlos en algún momento de su trayectoria laboral.

Tener un MBA o cualquier otra especialización es un extra, ya sea a la hora de buscar nuevo empleo o para ascender en la empresa en la que se está trabajando. Actualmente, muchos empleadores prefieren contratar ejecutivos que sean expertos en su área y que tengan estudios que lo avalen para asignarles cargos de alta gerencia. Aunque la experiencia es fundamental, una formación académica de calidad es altamente valorada en el mercado laboral y la capacitación es un requisito continuo en todas las áreas profesionales de la mayoría de las empresas.

Está demostrado que los estudios especializados son compensados con mejores salarios en cualquier sector industrial. También es verdad que un profesional con título MBA en su currículum puede ganar hasta un 25% más por lo que implica en cuanto a capacitación y conocimientos esenciales en gestión de empresas. Estos conocimientos facultan para el análisis de datos, toma de decisiones financieras, realizar previsiones, ejecutar tareas comerciales y de marketing, o confeccionar planes integrales de negocios. 

Aprender a hacer networking

Esto tiene que ver con aprender a relacionarse con otros a través de las redes sociales y en eventos de carácter profesional y empresarial. Las redes sociales como LinkedIn representan un buen punto para iniciar relaciones, independientemente del objetivo profesional. Esta plataforma de social media permite establecer contactos que pueden servir de gran ayuda y apoyo bidireccional entre usuarios.

Crear un perfil en las redes sociales, optimizarlo con toda la información referente a las capacidades propias e interactuar con otros usuarios que se desenvuelvan en áreas profesionales afines, es importante para crear vínculos y/o descubrir novedades del sector. Ser generoso con el tiempo que se dedica a los demás, estar disponible, presentar a personas con perfil interesante que puedan ayudarse mutuamente y felicitar por los trabajos o logros conseguidos, son recomendaciones para demostrar valía e idoneidad para futuras oportunidades que lleven a conseguir sus objetivos en el terreno profesional.

Una red de contactos en el campo laboral abre las puertas para conocer a otros colegas de diferentes entornos que posteriormente pueden ser de gran ayuda para conseguir empleos más atractivos y rentables, crecer a nivel profesional a través de la energía positiva que se transmite o crear otras relaciones interesantes para lanzar un proyecto empresarial.

Desarrollo de la imagen profesional

Cultivar una imagen profesional, al punto de que el nombre propio se convierta en una marca,es un trabajo que requiere de una estrategia, mucha paciencia y persistencia pero que a la larga trae grandes beneficios tangibles e intangibles.

Para esto, hay que aprender a promocionarse, a tener disciplina y a desarrollar el instinto de ir a los lugares adecuados y presentarse ante personas clave. Existen coaches y mentores que se encargan de ofrecer las guías necesarias para impulsar las carreras y lograr el éxito en la imagen y marca personal.

En este apartado también podemos incluir el cuidado de la imagen física y de la salud como otro elemento clave en el avance profesional. Es imposible avanzar profesionalmente si no se tiene la consciencia de tomar la salud física como un activo personal. Realizar ejercio físico regularmente, cuidar la alimentación, dormir las horas necesarias y ofrecer una imagen personal acorde a cada circunstancia, son elementos cruciales para asegurar una carrera profesional duradera.

Mejora en las habilidades para resolver los conflictos

Aprender técnicas para manejar los conflictos de forma eficiente es otro de los elementos clave para avanzar profesionalmente. Los conflictos en los lugares de trabajo, con colegas, clientes o proveedores pueden ser inevitables. Los conflictos afectan en la realización del trabajo, en la armonía del equipo o departamento y son causa de estrés que, en la mayoría de los casos, puede trascender a nivel personal y familiar. Pero la buena noticia es que existen difernetes recursos como cursos, talleres y libros donde se pueden mejorar las habilidades de resolución de conflictos para que no incidan en el crecimiento personal y profesional.

La comunicación asertiva, mantener la calma, reconocer los problemas o causa del conflicto, y conservar una actitud positiva controlando las emociones, son de forma general, una manera eficaz y precoz de solucionar un conflicto que pueda afectar a la productividad y autoestima, frenando como consecuencia, el crecimiento profesional.

Como conclusión, acelerar el avance profesional e impulsar el talento pasa por tomar las riendas y realizar un plan de acciones que sean sostenibles en el tiempo. Si quieres crecer y avanzar profesionalmente, no esperes a que ocurran las cosas. La clave está en provocar aquello que quieras que suceda mediante el aprendizaje constante y el esfuerzo enfocado en tus objetivos profesionales.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

Categorías Emprender

Deja un comentario