10 cosas que debes saber antes de montar un negocio


Montar un negocio desde cero implica una serie de pasos comunes en todo tipo de empresarios. ¿Por dónde comenzar? ¿Qué necesito? ¿Hay algún método? Estas preguntas las responderemos en este artículo a través de recomendaciones objetivas tomadas de las principales voces y expertos del mundo empresarial. Si estás por emprender un negocio, entonces este post es para ti.

Montar negocios rentables: intuición vs pragmatismo



La mayoría de los emprendedores combinan dos elementos determinantes para el éxito de un negocio: la intuición u olfato empresarial y el pragmatismo, que no es más que la capacidad de llevar una idea a la realidad y mantenerla activa y vigente. A esto se le añade la experiencia, el liderazgo y la capacidad de organización y planificación financiera.

Pero, ¿cómo obtener estos atributos en caso de que seamos emprendedores inexpertos? Sin duda, informándonos. El objetivo de este artículo es brindarte de una serie de consejos que debes tomar en cuenta antes de lanzarte a una nueva aventura empresarial. Incluso si eres un empresario con experiencia, estas claves pueden recordarte lo esencial de montar un negocio con o sin inversión. Veamos.

Montar un negocio: 10 claves para el éxito

De principio a fin, existen tópicos importantes que se integran para cuando decidimos montar un negocio. Aquí te hablaremos de ellos como una forma de orientar tu emprendimiento mediante una sucesión de consejos que se preceden entre sí. Estos son:

1. Define la idea

Puede ser cualquier idea siempre y cuando sea factible. ¿Cómo lo sabemos? Pues bien, toma en cuenta lo siguiente para que definas la idea adecuada: experiencia o conocimiento en el área, habilidades para llevarla a cabo, pasión para desarrollarla y capacidad financiera para hacerla realidad.

2. Evalúa el mercado

¿Cómo montar un negocio sin realizar primero un análisis del mercado? No es recomendable. Si tienes una idea de negocio debes cotejar las posibilidades de oferta y demanda, competitividad, precios, canales de distribución y colocación, marketing, y sobre todo las características de tus clientes potenciales.

3. Elige la forma jurídica adecuada

Una vez que tengas la idea y evalúes el mercado, debes definir la forma jurídica que mejor se ajuste a ella y a tu modelo de negocio. Esto es vital: si elijes la forma jurídica equivocada puedes correr el riesgo de arruinar tu modelo de negocio y por tanto deteriorar su proyección y ganancias. Busca siempre la mejor asesoría.

4. Constituye legalmente la empresa

Al definir la forma jurídica adecuada, es hora de registrar la empresa según la normativa legal vigente. Se trata del acta de nacimiento de tu negocio donde asentarás por escrito su estructura, alcances, cláusulas y direccionalidad. Este consejo debe responder directamente a los tres consejos anteriores.

5. Organiza y planifica

Entiende lo siguiente: debes organizar primero antes de planificar. No al contrario. Organizar implica establecer procesos de gestión, definir quiénes y cómo se harán, a través de qué objetivos y metas. Planificar es colocar todo lo anterior en el espacio tiempo. Proyectarlo a través de cronogramas puntuales.

6. El presupuesto

Si ya organizaste y tienes una planificación en ciernes, ahora es necesario que identifiques los costos de producción u operativos para que dicho plan funcione. Montar una empresa, por muy pequeña que sea, requiere de un nivel presupuestario. Pero atención: dicho presupuesto debe adaptarse a tu modelo empresarial, no al contrario.

7. Define el modelo y visión empresarial

Tus procesos de gestión deben estar regidos por una serie de principios y metodologías. Puedes montar un negocio e ir concertando el modelo, siempre y cuando definas primero la visión que tienes para tu marca o empresa en el futuro. Esto se llama pensar prospectivamente, es decir, construir el futuro desde el presente.

8. Elige a los inversores adecuados

Haz que comprendan tu modelo y visión empresarial tanto como los requerimientos financieros que éstas impliquen. Trabaja con ellos, escúchalos, recibe sus consideraciones, pero abstente de que conviertan el proyecto en una realidad subjetiva o personal. Si ves que un tipo de inversionista no funciona, busca otras alternativas.

9. Testea primero tu producto

Para montar un negocio es sumamente útil poner a prueba tu marca, producto o servicio. Puedes realizar prototipos, compartir experiencias, realizar encuentros de cotejo y análisis, consultar a tus clientes potenciales sobre la calidad y naturaleza de lo vas a venderles. Esto te asegura una mayor calidad y sobre todo seguridad de arranque.

10. Toma acción sin miedo pero con prudencia

Los riesgos son inherentes a la cualidad de emprender. Asúmelos sin miedo pero con la debida inteligencia como para que no te sorprendan. Montar un negocio es realizar una idea en un lugar, un mercado, una economía particular, bajo unas leyes específicas. Todo esto cambia, es dinámico. Sé previsivo y mantente atento ante los cambios para que tu empresa se erija de un modo versátil y flexible.

En conclusión

Con estas claves, montar un negocio rentable es encaminar un proyecto a puertos seguros y confiables. Si agregas una evaluación permanente de tus procesos y la capacidad inmediata de corregir errores, tendrás sin duda la oportunidad de hacer de tu negocio una realidad sostenible en el futuro

ARTÍCULOS RELACIONADOS

  • ¿Te ha ayudado este artículo?
  • ¡SÍ!No

Deja un comentario