¿Qué es la holocracia y cómo aplicarla a tu empresa?

>

La pandemia nos llevó a explorar nuevos modelos de trabajo que nos hicieron replantearnos los tradicionales que se han replicado por décadas. Las empresas, al darse cuenta de la alta funcionalidad en los modelos de trabajo remoto o híbrido cada vez se abren más a nuevas formas de organización y la holocracia es una de ellas.

¿Qué es la holocracia?

La holocracia es una forma de estructura organizacional acuñada por Brian Robertson en la primera década del 2000, se trata de una organización horizontal sin jerarquías tradicionales, donde la toma de decisiones, así como la responsabilidad, se distribuye a los lados.

Aunque para muchas empresas pudiera sonar esta idea como algo desorganizado y hasta cierto punto caótico, resulta bastante atractivo y funcional para muchas otras.

¿Cómo hacer la transición a este modelo?

Por supuesto, hacer un cambio estructural tan grande como este puede provocar desconfianza y temor, tanto en los directivos como en los colaboradores y claro, los inversionistas, sin embargo, no es necesario cambiar de un momento a otro todo el funcionamiento de la empresa, lo más recomendable es hacerlo por células o grupos de trabajo por un periodo de prueba para determinar qué tan funcional puede ser para la organización.

La idea es que toda la empresa pueda funcionar por equipos, los equipos comparten objetivos en común y deben de organizarse de forma interna para lograr el cumplimiento de dichas metas.

No existe un líder, cada uno de los integrantes del equipo asume un rol con determinadas responsabilidades, para esto es importante conocer las cualidades, conocimientos y capacidades de cada uno de los miembros para que cada quien pueda tomar el rol que mejor le acomode y le permita mostrar su talento.

Uno de los principales beneficios de la holocracia es que la resolución de problemas es mejor y más rápida, ya que se cuenta con la perspectiva de distintos miembros con diferentes enfoques, logrando tener soluciones mejor analizadas y enriquecidas.

Este tipo de modelos funcionan sobre todo para startups, empresas pequeñas y medianas que comparten una visión innovadora de los negocios. ¿Crees que a tu empresa podría funcionarle un cambio organizacional de este tipo?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Subir