¿Qué es la gestión de riesgos de terceros?

>

La gestión de riesgos de terceros es un proceso de identificación, evaluación y gestión de los riesgos que surgen de terceros. Estos pueden ser proveedores, clientes, vendedores o cualquier otra persona o entidad ajena a la organización que tenga algún tipo de contacto con ella.

Las empresas deben evaluar y analizar continuamente su entorno para hacer frente a las posibles vulnerabilidades, sus áreas más importantes serán siempre la económica, los contractuales y de seguridad.

En este artículo te hablaremos sobre cómo evaluar los riesgos económicos de una empresa con el objetivo de establecer acciones o planes que permitan mitigar riesgos frente a terceros y la importancia de llevar a cabo una auditoría due diligence para detectar los posibles riesgos más críticos.

Te puede interesarLa guía completa de transportes para exportación y por qué son diferentes entre síLa guía completa de transportes para exportación y por qué son diferentes entre sí

Pero antes de lo anterior, hablemos sobre el alcance y los tipos de riesgos de terceros.

Alcance de la gestión de riesgos de terceros

La gestión de riesgos de terceros no se limita solo a las empresas. Los autónomos, mutualistas y colegiados también deben considerarlo cuando contratan a alguien para que trabaje para ellos, como un contador o un abogado, porque podrían ser responsables de los errores que esa persona cometa en su nombre.

Tipos de riesgos de terceros

Los riesgos de terceros, como hemos mencionado anteriormente, son los riesgos que asume una organización al hacer negocios con un tercero. Estos pueden ser riesgos legales, financieros, de seguridad y reputacionales.

Te puede interesar¿Cómo crear la red de teléfonos de tu empresa?¿Cómo crear la red de teléfonos de tu empresa?
  • 1) Riesgo contractuales o legales: el riesgo de pérdida para una organización como resultado de los requisitos legales, cláusulas y regulaciones que le imponen terceros, incluidos clientes y proveedores (p. ej., responsabilidad del producto).
  • 2) Riesgo financiero: Se da cuando celebra un acuerdo con otra entidad y esa entidad incumple sus obligaciones, lo que puede acarrear corte de la cadena de suministro o incumplimientos contractuales frente a clientes que acarrear consecuencias financieras.
  • 3) Riesgo de seguridad: el riesgo de pérdida por no contar con las medidas de seguridad adecuadas para proteger sus activos de robos o daños frente a terceros.
  • 4) Riesgo reputacional: el daño a la reputación de una organización con las partes interesadas debido a acciones tomadas por terceros en relación con sus tratos con ella.

Qué es la Evaluación de Riesgo Económico

La evaluación del riesgo económico es el proceso de identificar y cuantificar las posibles consecuencias financieras de eventos económicos adversos. Ayuda a comprender cómo un negocio podría verse afectado por diferentes eventos que tendrían un impacto en sus ingresos, costes y flujo de caja.

La evaluación del riesgo económico se lleva a cabo mediante el análisis de la situación financiera actual y las perspectivas futuras de una empresa y la relación de terceros. El proceso podría incluir evaluar las necesidades de flujo de efectivo de la empresa y determinar si tiene suficiente efectivo o activos líquidos para cubrir sus obligaciones en caso de un shock económico o incumplimiento de obligaciones frente a terceros y viceversa.

¿Qué es un due diligence?

La due diligencia es un proceso que ayuda a identificar y evaluar posibles riesgos y responsabilidades. Es un término legal que significa “actuar con diligencia”.

Te puede interesardelegar para ser un buen empresarioAprende a delegar de manera eficiente

Aunque el propósito principal de una due diligence es descubrir cualquier información que pueda ser relevante para una decisión de inversión, como la situación financiera de la empresa, su gestión o sus productos. También nos permite obtener un informe sobre los posibles riesgos de terceros que puede tener una empresa.

Tipos de due diligence

Hay varios tipos de diligencia debida e incluyen: diligencia debida financiera, diligencia debida legal, diligencia debida ambiental e incluso diligencia debida de redes sociales. Todas ellas son llevadas a cabo por auditores externos con el objetivo de realizar un análisis de los riesgos de forma objetiva.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir