Fraude empresarial: Cómo evitarlo

En la actualidad se están viendo numerosos casos de fraude empresarial o comercial en diferentes sectores e industrias. Aunque hoy en día el fraude por ataques informáticos es el más publicado por los medios, lo cierto es que existen diferentes tipos de fraude empresarial y fiscal, debes tener en cuenta que la empresa puede recibir ataques internos y externos, siendo los internos los más frecuentes.

En este artículo te hablaremos sobre qué es el fraude empresarial y las recomendaciones a tener en cuenta, así como la importancia de una auditoría interna y el desarrollo de un plan de actuación y minimización de daños.

El Lado Oscuro de los Negocios y el Problema Mundial del Fraude

El fraude comercial es un problema significativo que afecta todos los aspectos de la economía global. Se ha estimado que hasta un tercio de todas las transacciones comerciales son fraudulentas, lo que supone para la economía mundial unos 3 mil millones de euros al año.

La forma más común de fraude comercial o empresarial es el soborno y la corrupción, que a menudo es causado por presiones internas o externas. Las actividades fraudulentas también pueden ser cometidas por empleados que roban bienes o información de la empresa, o que falsifican de manipulación de la información para que la empresa se vea mejor de lo que realmente es.

Las actividades fraudulentas pueden causar un efecto dominó en las empresas y las industrias, lo que lleva a la pérdida de ingresos y participación de mercado para las empresas y, en algunos casos, incluso a la quiebra. Por ello, las empresas deben tomarse muy en serio la puesta en marcha de medidas de prevención, control y seguimiento para no permitir este tipo de acciones de manera interna y evitar los ataques externos.

Tipos de Fraude empresarial y sus Técnicas Comunes

Los tipos más comunes de fraude incluyen robo, falsificación y malversación.

  • El robo es el tipo de fraude más común en una empresa. Puede ser cometido por empleados o personas ajenas a quienes se les ha dado acceso a los activos de la empresa. Hay muchas maneras diferentes de prevenir el robo. Una de las formas más populares es exigir a todos los empleados que firmen un compromiso antirrobo. Los empleados también deben ser monitoreados con cámaras de seguridad y tarjetas de acceso, así como recibir capacitación constante sobre cómo detectar comportamientos sospechosos.
  • Una falsificación empresarial es un tipo de fraude en el que alguien altera un documento o producto para que parezca que fue creado por otra persona.
  • La malversación es cuando una persona con información privilegiada toma dinero de la empresa y se lo queda. Esto sucede a menudo en grandes corporaciones. El caso más famoso de malversación de fondos ocurrió en la década de 1980, cuando su director general, Roger Enrico, se llevó 10 millones de dólares de Pepsi. Se estima que el 10% de todas las empresas se ven afectadas por desfalcos anualmente, lo cual es un problema importante en cualquier industria. Entre ellas destacamos:
    • El fraude de facturas. Esto es cuando alguien factura a la empresa por bienes o servicios que nunca pidió, recibió o proporcionó.
    • El fraude por transferencia bancaria. Esto sucede cuando alguien transfiere dinero de la cuenta de un cliente a su propia cuenta sin permiso o autorización de su cliente.
    • El fraude con tarjeta de crédito. Esto sucede cuando alguien roba la información de la tarjeta de crédito de una empresa y la usa para comprar productos en línea sin permiso o autorización de la empresa que emitió la tarjeta de crédito.

Patrones comunes en el fraude comercial

Los patrones comunes en el fraude comercial son diferentes para cada tipo de fraude. Por ejemplo, existe un patrón de hurto mayor y otro de publicidad engañosa.

Los patrones de fraude comercial a menudo son difíciles de reconocer porque pueden estar ocultos en los estados financieros de la empresa. Es posible que la empresa ni siquiera sepa que ellos mismos están cometiendo el delito.

También hay técnicas que pueden usarse para cometer fraude comercial que no se puede ver en la superficie. Estas técnicas incluyen retiros de efectivo, facturación falsa y órdenes de compra falsas.

Cómo prevenir el fraude comercial

La prevención del fraude es un proceso que debe tomarse muy en serio, ya que puede salvar a la empresa de pérdidas patrimoniales y de reputación.

Las auditorías internas son uno de los pasos más importantes en la prevención del fraude. Son realizados por empleados que no están involucrados en las operaciones diarias de la empresa y brindan una nueva perspectiva sobre cómo prevenir el fraude. También pueden ser llevados a cabo por consultoras independientes que brindan una mayor objetividad

El primer paso es identificar qué áreas de su empresa pueden ser vulnerables al fraude y al robo, como el control de inventario o los procedimientos de manejo de efectivo. Una vez que se hayan identificado estas áreas, puede implementar procesos para mitigar estos riesgos.

También la empresa debería apoyar la inversión en herramientas de control, seguimiento y prevención de fraude. Este tipo de herramientas permite llevar una monitorización de los activos, el control de los mismos, así como servir como un excelente escudo para los ataques externos que cada vez son más complejos.

La formación, proceso indispensable y muy relevante. Ofrecer información y capacitación sobre fraude a los empleados permitirán que puedan detectar y evitar amenazas, así como medio disuasorio contra las malas intensiones.

Entradas relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Subir