Consejos para mejorar la gestión económica de una empresa

>

Mejorar la gestión de la actividad económica de una empresa puede resultar una tarea abrumadora para la persona sin experiencia. Sin embargo, existen ciertos consejos y herramientas que permiten optimizar los procesos contables y permiten maximizar la rentabilidad del negocio: entre ellas puede mencionarse la cuenta para empresas, las cuales no comportan comisiones ni gastos de mantenimiento.

¿Qué es la gestión económica de las cuentas para empresas?

Este tipo de actividad se refiere a un área de la administración de empresas en la que se establecen las condiciones necesarias para desarrollar las operaciones de índole económica y mantener un sistema de control eficiente. Consiste en administrar, organizar y disponer de las cuentas para empresas en función de una rentabilidad superior al costo de la actividad.

La gestión de las cuentas para empresas es una tarea que se encuentra en cualquier actividad en la que se produzca una transmisión de valor entre agentes económicos como empresas, individuos, negocios y corporaciones. Incluso en el caso de la actividad autónoma, cualquier operación de las cuentas profesionales debe considerar la gestión en alguna medida. Por lo tanto, resulta necesaria para crecer y mantener la salud de la organización.

La gestión económica constituye una tarea fundamental que no solo permite reducir el gasto y administrar los costos asociados a la actividad, sino que además permite mejorar la rentabilidad y el rendimiento comercial. En la práctica, además resulta una herramienta para la toma de decisiones a nivel directivo: permite organizar las cuentas para empresas en función de objetivos a corto, mediano y largo plazo.

En este sentido, la tarea se encuentra distribuida en tres áreas que trabajan de manera conjunta los diferentes aspectos de gestión económica.

Contabilidad

La contabilidad consiste en analizar la actividad económica para establecer un control preciso de las cuentas para empresas. Por lo tanto, supone un registro actualizado de las distintas transacciones, pagos, cobros y demás operaciones que supongan transferencias de dinero.

Balance

El balance representa el estado económico y situación patrimonial de la empresa en un momento determinado. Por lo tanto, se compone de tres elementos:

  • El activo representa todos aquellos bienes y derechos que representan un valor para la empresa —activo circulante, activo fijo—.
  • El pasivo representa las obligaciones financieras de la empresa —deudas, pagos diferidos, cheques a pagar, etc.—.
  • El patrimonio representa el capital financiero del que la empresa dispone —aporte de los socios, beneficios y ganancias netas—.

Tesorería

Finalmente, la tesorería es el área encargada de controlar el flujo de dinero de las cuentas para empresas. Esto comprende todas aquellas operaciones de entrada o salida de dinero. Se trata de un área que trabaja a corto plazo y que se encarga de diseñar presupuestos, administrar el pago a proveedores y el cobro a clientes, etc.

Mejorar la gestión económica de la empresa

Mejorar la gestión de la economía interna de la empresa es un proceso continuo que dependerá, en última instancia, de las características de la empresala actividad que esta desarrolle y su estructura. Sin embargo, siempre se requerirá de un análisis minucioso de la organización para establecer pautas de ahorrouna optimización de los procesos y el aumento en la rentabilidad.

Establecer objetivos

Tanto si se trata de una empresa nueva o una que se busque mejorar, conviene siempre orientar las cuentas para empresas hacia un horizonte temporal específico. Justamente por ello, deben establecerse objetivos a cortomediano y largo plazo. Estos pueden incluir el aumento de la rentabilidad, el crecimiento de la organización, la apertura de nuevos mercados, el desarrollo de un nuevo producto, entre muchos otros.

Rentabilidad y rendimiento comercial

El siguiente paso consiste en determinar las fuentes de ingreso de la empresa y cuáles son las operaciones fundamentales para llevarlas a cabo. Esto permite enfocarse en las cuentas para empresas que permiten obtener dicho ingreso y garantizar la actividad comercial ininterrumpida. Las actividades restantes pueden ser analizadas para considerar si presentan posibilidades de reducir su impacto en el gasto global.

Servicios bancarios y gestión de cuentas para empresas

Entre las principales alternativas para reducir el costo y optimizar la gestión del dinero, se encuentran los servicios bancarios y cuentas para empresas. Este tipo de cuentas resultan muy convenientes, ya que reducen el costo de las operaciones: no comportan comisiones, gastos de mantenimiento ni cargos por transferencias, emisión de nóminas ni cobro de cheques.

Estructura de costos

Determinar la rentabilidad para mejorar el rendimiento comercial requiere un registro pormenorizado de la estructura de costos de la empresa. Esto supone un análisis de los costos fijos —alquiler, salario, servicios— y costos variables —combustible, comisiones, distribución—. En la actualidad existen muchos programas dedicados a la gestión que resultan especialmente útiles para organizar las cuentas para empresas de manera eficiente.

Independizar el ingreso de la caja

Si bien el ingreso y la rentabilidad pueden resultar saludables, esto no quiere decir que la empresa disponga de la solvencia necesaria para afrontar sus operaciones diarias. En efecto, es muy común en el ámbito comercial que se realicen pagos diferidos a 30, 60 e incluso 90 días. Por lo tanto, debemos disponer una caja que cuente con suficientes fondos, independientemente del ingreso registrado en las cuentas para empresas.

Licitación y actualización de precios

Una gran manera de mantener una gestión económica saludable es mediante un análisis frecuente de las opciones de aprovisionamiento y el control de precios. En efecto, solicitar presupuestos frecuentes a proveedores permite mantener al mínimo el gasto en insumos y materia prima. Del mismo modo, en un escenario inflacionario como el actual, actualizar los precios resulta necesario para cubrir los costos.

Asesoramiento y gestión profesional

En caso de resultar viable para la estructura de costos de una empresa, se recomienda recurrir a una gestoría especializada que permita maximizar el rendimiento de las cuentas para empresas. Si bien esto supone un gasto extra, para empresas de cierta complejidad puede resultar un costo marginal en relación con los beneficios en materia contable, fiscal, financiera, etc.

Plantilla financiera

Finalmente, en lo que respecta a las operaciones económicas diferidas, como el cobro de un cheque o el pago financiado, resulta fundamental mantener un control estricto de las obligaciones pendientes y sus vencimientos. Justamente por ello, confeccionar una plantilla financiera actualizada en la que figuren todos los pagos debidos y plazos permite disponer de las cuentas para empresas de manera eficiente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Subir