Return on Equity (ROE)

La rentabilidad, ese es el objetivo de cualquier inversor o socio de una empresa busca en cada operación financiera y en la vida misma. La rentabilidad del accionista se expresa como ROE en términos financieros y es uno de los datos más importantes para los inversores.


En este artículo quiero hablarte un poco más sobre el Return on Equity, qué es, cómo calcularlo y la utilidad de este ratio para los inversores y para la utilización de otras fórmulas financieras.

¿Qué es el ROE?



El Return on Equity (ROE) mide la rentabilidad de los accionistas de una empresa por los beneficios obtenidos en relación a los fondos propios, es decir, mide los beneficios netos obtenidos en relación a los recursos necesarios para poder realizar dicha operación. Por tanto, podemos resumir que el ROE será lo que recibirán los accionistas

El ROE también es conocido como rentabilidad financiera que viene a ser lo mismo salvo que la definición de ROE se utiliza más en el ámbito contable y la rentabilidad financiera en los mercados financieros. El ROE se expresa en porcentaje en la que indica las ganancias conseguidas sobre los recursos utilizados.

Problemas del ROE

Como toda herramienta de análisis, el ROE también presenta inconvenientes en su aplicación

  • Parten de datos absolutos, aunque, por suerte, al dividirse producen un ratio o porcentaje comparable con otras empresas y mercados.
  • Son cálculos puntuales, es decir, se obtienen en un momento determinado, por lo que no contempla el crecimiento futuro, más bien la rentabilidad en el momento del cálculo.
  • Es recomendable utilizarlo para comparar empresas similares o del mismo sector, dado que otros sectores pueden disponer un rendimiento de capital diferente y puede inducir a malas interpretaciones.

¿Cómo calcular el ROE?

Para calcular el ROE es necesario saber el beneficio neto de la empresa y sus recursos propios. La operación se resume en la división de los beneficios netos entre los fondos propios, siendo la fórmula la siguiente:

Calcular roe fórmula

Para obtener el beneficio neto será el aplicando la fórmula de BN= BB – impuestos – intereses – depreciación – gastos generales

Fórmula beneficio neto

Por otro lado, los fondos propios se entiende como la suma de las aportaciones de los socios y los beneficios generados por la empresa, por lo que se ha de restar aquellos pasivos que deriven de la financiación externa. Para obtenerlo, es posible calcularlo de dos maneras.

fórmula fondos propios

O bien

fórmula de fondos propios partiendo desde el activo

Una vez calculado ambas partes solo quedará realizar la correspondiente división para obtener un tanto por ciento, este valor representará a tasa de beneficio de los accionistas.

Utilidad del ROE

Partiendo de que el inversor siempre busca obtener un beneficio superior al de su inversión inicial, el ROE ayuda a precisar el rendimiento del capital, dado que se trata de un ratio que mide el rendimiento que obtienen los accionistas de los fondos invertidos en una empresa, por decirlo de otra manera, el Return on Equity mide la capacidad que tiene una empresa en remunerar a sus accionistas.

La utilidad o importancia de este ratio se ve en las comparaciones de empresas del mismo sector, pero la utilización en comparaciones de empresas de diferentes sectores dado que el rendimiento del capital varía según el sector por lo que no sería recomendable para esta segunda opción utilizar este ratio.

Gracias a esta métrica, el inversor puede decidir en invertir o no en una empresa siempre y cuando el cálculo dado sea superior a la rentabilidad mínima que espera recibir, pero como todo dato analítico, siempre será recomendable utilizar diferentes métodos de valoración de empresas a la hora de querer invertir.

5.0
03
ARTÍCULOS RELACIONADOS

¡DEJA TU COMENTARIO!

avatar
  Suscribirse  
Notificarme cuando: