Interés compuesto

Uno de los elementos que más nos fijamos a la hora de invertir es del interés que vamos a recibir por el capital invertido, dependiendo del riesgo, este puede ser muy alto o si viramos hacia fondos indexados conservadores, este porcentaje puede ser relativamente bajo. Entendiendo lo anterior, puedes aprovecharte de aumentar el valor porcentual de la inversión aplicando el interés compuesto. En este artículo vamos a hablarte sobre qué es el interés simple, compuesto y la diferencia entre APR y APY de una inversión.

¿Qué es el interés compuesto?


Podemos definir que el interés compuesto como un efecto multiplicador de un interés fijo, esto solo se consigo si la inversión permite la reinversión o la entrada de nuevo capital a la inversión. Al tener este efecto multiplicador, permite que los rendimientos sean mayores que un interés de tipo fijo (simple) o capital fijo. Este efecto multiplicador va en aumento con el paso del tiempo, por tanto, se trata de una buena opción para inversores al largo plazo.

¿Cómo se calcula el interés compuesto?

Puedes utilizar esta calculadora y no preocuparte de hacerlo manual, pero siempre es bueno entender su funcionamiento vamos primero a establecer la fórmula del interés simple y posteriormente, el del interés compuesto. Para visualizarlo mejor, aplicaremos un ejemplo para ver el rendimiento obtenido para ambos escenarios.

  • Fórmula interés simple: K * T * n
    • K: Capital
    • T: Tasa interés
    • N: número de años.
  • Fórmula interés compuesto: K {(1 + T) ^ n
    • K: Kapital principal
    • T: Tasa
    • n: número de años

Ejemplo de cálculo interés simple y compuesto

Vamos a suponer dos inversiones iniciales de 10,000 € cada uno, en la primera iría a un fondo de inversión con interés fijo al 7% anual y el otro en un fondo de interés compuesto también con un rendimiento compuesto del 7% anual. ¿Cuál sería el rendimiento al cabo de 5 años?

  • Rendimientos obtenido interés simple: 10,000*7%*5 = 3,500 €
  • Rendimiento obtenido interés compuesto: 10,000 (1 + 7%) ^ 5 = 14,025.52 €

Tal y como puedes ver, el rendimiento esperado aplicando interés compuesto es muy superior con respecto a la aplicación del interés simple. ¿Por qué?, por el efecto multiplicador y por aprovechar el retorno de la inversión y reinvertirlo aplicando nuevos intereses sobre el nuevo monto y es por esto que se obtiene una ganancia superior

APY y APR. La diferencia está en el interés compuesto

En el entorno de las inversiones pueden darte estas dos variables sobre una inversión. Para esto deberás considerar que:

  • APR (Annual Percentage Rate): Representa la tasa de interés en interés simple. También es conocido como TAE
  • APY (Annual Percentage Yield): Tiene en cuenta el APR y su compuesto. Es lo que le interesa al inversor

Dentro del mercado financiero, es importante tener en cuenta ambos concepto. Si te has fijado, en ambos ejemplos expuestos, te hemos reflejado el APR al 7% y un APY del 7% lo cierto es que tiene trampa. En realidad, para calcular el APY adecuadamente, se debe contabilizar el total de veces que se efectúa la inversión, si la reinversión se realiza diariamente, el APY sería de 7.25%. Es por ello que conviene aplicar la siguiente fórmula una vez teniendo claro la periodicidad de la reinversión

  • Fórmula APY=(1+T/n)^n1
    • T: Tasa de interés
    • n: número de periodos compuestos al año
ARTÍCULOS RELACIONADOS

Deja un comentario