Factoring y préstamos. Una solución de liquidez muy utilizada por empresas

El factoring para empresas es un tipo de financiación que permite a una empresa obtener dinero por sus facturas antes de que el cliente las pague. El dinero generalmente lo proporciona un tercero, como un banco u otra institución financiera.

El factoring ha existido durante siglos y ha cambiado significativamente con el tiempo y los beneficios del factoring incluyen la capacidad de tener acceso inmediato a los fondos y un mayor flujo de caja. Aunque puede resultar más costoso a corto plazo, el factoring ayudará a que tu empresa sea más rentable con el tiempo.

Con respecto a los préstamos comerciales, se trata de la opción clásica donde se estipula la cantidad aplicando un tipo de interés y un plazo de vencimiento establecido.

En este artículo te hablaremos un poco más sobre el factoring, su diferencia con el descuento de facturas, así como de los préstamos para empresas ofrecidas por MyTripleA.

¿Cuál es la diferencia entre el factoring y el descuento de facturas?

El financiamiento de facturas, factoraje o factoring es un tipo de financiamiento de cuentas por cobrar que permite a las empresas pedir prestado dinero contra sus facturas impagas. En cambio, el descuento de facturas es otro tipo de financiamiento de cuentas por cobrar que brinda a las empresas efectivo inmediato a cambio de sus facturas impagas.

El descuento de facturas es una opción más costosa que el factoring porque requiere que la empresa pague una tarifa por adelantado y las tasas de interés son más altas. Este tipo de financiación puede ser una buena opción si la empresa necesita efectivo rápidamente, pero es importante tener en cuenta que existen cargos asociados.

Servicios de factoring y préstamos para empresas

El factoring es una excelente forma para obtener liquidez por adelantado sin esperar a que sus clientes realicen el pago. Las empresas de factoring, como MyTripleA, ofrece este tipo de soluciones de financiación para las empresas donde los puntos fuertes son:

  • Tipo de interés competitivo
  • Importes mínimos desde 3.000 €
  • Plazos de factoring de 30 a 180 días
  • No consume CIRBE (Central de información de riesgos del Banco de España). Es decir, no se figurará en la base de datos
  • Análisis de tus deudores.

Por otro lado, puedes optar por el tipo de financiación clásico de préstamos, muchas pequeñas empresas solicitan un préstamo comercial para comenzar su nueva empresa.

Los préstamos comerciales se pueden obtener a una tasa de interés fija o variable y, en la mayoría de los casos, se devuelven en un período de meses o años, en el caso de MyTripleA, las condiciones son las siguientes.

  • Tipo de interés desde un 2% + variable Euribor
  • Préstamos desde 50.000 € para empresas
  • Plazos de devoluciones de hasta 7 años
  • Posibilidad de carencia

Factoring o préstamo. ¿Cuál es la mejor opción?

En resumidas cuentas, ambas opciones son factibles para la financiación de tu empresa en cualquiera de las etapas de crecimiento. Todo dependerá siempre del tipo de interés de cualquiera de las soluciones de financiación y las opciones de riesgo de la empresa propietaria de la plataforma de factoring o del emisor del préstamo.

Entradas relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Subir