Cómo puede una empresa hacer frente a la nueva realidad eléctrica

No es un espejismo ni una situación pasajera: los altos precios de la electricidad han llegado para quedarse. El precio del MWh (megavatio/hora) alcanzó récords históricos a finales de 2021 y nadie se atreve a pronosticar que no vuelva a ocurrir lo mismo en los próximos meses. Por ello, si tienes una empresa, ha llegado el momento de afrontar la situación y buscar soluciones para que la factura eléctrica sea menor cada mes. En estas líneas te damos algunos consejos que puedes tener en cuenta.

Revisar las condiciones del contrato

La situación eléctrica en España empezó a cambiar significativamente a partir del 1 de junio de 2021. En esa fecha, entró en vigor la nueva Tarifa eléctrica 2.0 que, entre otras cosas, establecía nuevos periodos horarios. Eso afecta directamente a todos los puntos de suministro con discriminación horaria, que a mediados del año pasado eran más de 11 millones. Pero, por otro lado, la subida imparable del MWh supone un mazazo para quienes tienen una tarifa regulada, entre las que se cuentan muchas pymes. Por ello, el primer paso que debería dar todo empresario es revisar su contrato de electricidad y valorar si es el más adecuado para sus necesidades. Y si no lo es, negociar otro nuevo o cambiar a una comercializadora que lo pueda proporcionar.

Política activa de ahorro eléctrico

Una vez se dispone de una tarifa de luz adecuada a las necesidades de la empresa, llega el momento de desarrollar una política activa de ahorro. Y eso se puede lograr por dos vías:

  • Renovación de equipos: los aparatos eléctricos antiguos suelen consumir mucha más energía, por lo que se recomienda hacer un inventario y valorar su renovación. En cada caso conviene calcular el periodo de amortización de la inversión para comprobar si compensa o no.

  • Consumir menos electricidad con los aparatos actuales: si la renovación de los equipos no propiciará una amortización de su inversión, entonces conviene hacer un esfuerzo para reducir su consumo. Para ello se puede hacer uso de temporizadores, sistemas de inicio automático, etc.

Producir tu propia electricidad: instalar paneles solares

Cada vez son más las empresas que deciden instalar paneles solares en sus instalaciones, animados por varios factores: la eliminación de las trabas burocráticas por parte de las Administraciones, la concesión de ayudas y el abaratamiento de esta tecnología. Por ello, el tejado de tu nave puede convertirse en un inmejorable huerto solar en el que producir la electricidad que consumes o incluso una fuente de beneficio si viertes a la red el excedente generado.

Contratar un asesor energético

La figura del asesor energético, ya sea un profesional individual o una empresa consultora, se ha popularizado mucho en los últimos años. Con él, una pyme recibirá ayuda para reducir su factura eléctrica. Elaboran auditorías sobre la situación de partida, diseñan planes de choque para revertir la situación y redactan informes de análisis de impacto, entre otras medidas.

Entradas relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Subir