Consejos útiles para reactivar las empresas y la actividad económica

La coyuntura económica actual implica más que nunca mostrarse imaginativos en las acciones a implementar en las empresas para reactivar las ventas y que la crisis que se avecina impacte lo menos posible en las organizaciones, pues esto va siempre de la mano del mantenimiento de los puestos de empleo y de la supervivencia de las empresas.

Los últimos meses han servido para iniciar procesos de digitalización en muchas empresas que estaban quedándose atrás. La pandemia sanitaria provocada por el coronavirus ha obligado a muchas empresas a transformarse, apostar por el teletrabajo y comenzar con estrategias de marketing para impulsar las ventas en línea.

En el nuevo escenario de consumo, internet es un canal de ventas que hay que saber aprovechar de forma efectiva y por ahí van muchas de las propuestas que los analistas aconsejan seguir para mantenerse competitivos ante esta nueva realidad.

Ventas por internet


Ya lo hemos avanzado en la introducción. Esta fórmula ha permitido continuar con la venta a muchos sectores durante las semanas de confinamiento. Desde la visión emprendedora, montar una tienda online puede resultar un poco más económico que establecer un negocio físico, aunque es indudable que también implica una inversión potente, especialmente si se diseña un espacio de venta agradable y completo para el consumidor.

Muchas pymes eran ya conscientes de esta nueva realidad incluso antes del coronavirus y, una muestra de ello, es que mantenían perfiles activos en redes sociales a través de los cuales informaban a los consumidores y seguidores de todas las novedades relacionadas con sus productos.

No obstante, montar una tienda online va un paso más allá y obliga a incorporar un CMS especialmente diseñado para ello y que además permita integrar todo el espacio web, desde la tienda al blog pasando por la cuenta de correo electrónico y los perfiles en redes sociales.

Cuáles son los hábitos de consumo de los clientes

Los negocios deben adaptarse constantemente a la realidad que viven y esto implica estudiar a fondo a su clientela potencial. Para ello, hay que segmentar a los clientes en base a características similares, humanizarlos a través de estudios para conocer sus criterios de compra y sus comportamientos y, sobre todo, empatizar con ellos. En el ámbito de los negocios de consumo es vital saber qué piensa, cómo siente y actúa el consumidor así como saber detectar sus necesidades actuales y futuras.

Un buen modo de conseguir esto es mediante la construcción de un buyer persona. Esta técnica consiste en seleccionar un arquetipo de cliente ideal para los servicios o productos que se ponen a la venta. La estrategia es básica en el inbound marketing, pues a partir de ella se puede generar contenido de valor que haga crecer el interés en ese sector de la audiencia.

Si se conoce cómo piensa el buyer persona se puede estar más cerca de saber qué le lleva a optar por unos determinados productos o servicios en relación a otros similares. Para esto, deberemos acceder a información relevante sobre sus gustos personales, sus conductas online, las responsabilidades a nivel social y laboral y la relación que mantiene con la empresa que ofrece esos productos.

Todas estas medidas a poner en marcha, y alguna más que repasamos más adelante, no son sencillas de desarrollar pues para ello hay que adquirir cierta formación y mantenerse actualizado en competencias y habilidades. Una vía efectiva para adquirir todo esta información, incorporar diversas técnicas y herramientas especializadas para actuar con seguridad en el ejercicio de las ventas es estudiar el Master Comercial de la Cámara de Valencia.

La Cámara de Comercio ha desarrollado este máster pensando en facilitar el contacto entre profesionales de reconocido prestigio en el mundo de los negocios con empresarios y profesionales que desean profundizar y añadir valor en la gestión de sus empresas. El conocimiento en técnicas de marketing y ventas más el dominio en el uso de herramientas que se manejan tanto en entornos digitales como físicos, permiten diseñar estrategias comerciales que contribuyan a potenciar el crecimiento sostenido de los negocios. A lo largo del programa se analizan casos reales para alcanzar un aprendizaje adaptado a los problemas del mundo empresarial actual. Este aprendizaje innovador está consensuado y enriquecido por las experiencias de los participantes y profesores que son directivos y/o empresarios de modelos de negocio de éxito.

Cuidar la relación con los clientes

Todos los manuales de gestión comercial y ventas insisten en que el éxito de una empresa está muy ligado a generar una buena relación de entendimiento entre la propia empresa y los clientes. En este punto, hoy en día, cuidar la experiencia del cliente es más importante que nunca porque es cuando más vías encuentra para expresar sus reclamaciones, nivel de insatisfacción o halagos por el trato recibido en el proceso de compra.

Las redes sociales son, por tanto, una herramienta clave, al igual que el correo electrónico, los sistemas de mensajería instantánea o incluso el canal de YouTube. Todas las plataformas que puedan poner en contacto a la empresa con el cliente deben ser exploradas y estar gestionadas de forma eficiente, para asegurar que el cliente reciba un trato amable para que pueda seguir confiando en la empresa.

El objetivo final es ganar en engagement, es decir, que el cliente sienta la empresa como si fuera propia, pues así podrá actuar como el primer comercial, recomendando productos, servicios y expandiendo la imagen de marca manteniendo relaciones duraderas en el tiempo.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

Deja un comentario