Consejos de seguridad en el trabajo

La seguridad en el trabajo, algo muy a tener en cuenta si decides disponer de trabajadores a tu cargo, incluso si solo desarrollas tu actividad por cuenta propia. Debes siempre tener claro, desde el inicio, en el plan de empresa, tener esta variable bien aplicada para no incurrir posibles sanciones o peor, provocar que la salud de ti y/o de tus trabajadores se recienta.

Sí, lo que me refiero es a disponer de un plan de prevención de riesgos laborales que cubran gran parte de las posibles situaciones que se puedan dar por el desarrollo de tu actividad. Pero en este artículo, queremos indicar algunas recomendaciones sobre la seguridad en el trabajo que deberás tener siempre en cuenta.

Chica con mono de trabajo y gafas protectoras. Seguridad en el trabajo

Indumentaria acorde a la actividad


En algunos sectores, es imprescindible el uso de indumentarias adaptadas al desarrollo de la actividad con el fin de minimizar los posibles daños que se puedan dar y que estas sirvan como una herramienta de defensa. El uso de gafas o monos protectores o como algunas botas pueden ser cómodas como estas que ayudan a poder desempeñar correctamente las funciones sin poner en riesgo la seguridad de nuestros trabajadores.

Formación y protocolización de la actividad

La base de reducir cualquier riesgo es la prevención del mismo y no hay mejor herramienta que la formación aplicada a toda la organización sobre la prevención de riesgos laborales. La mayoría de los posibles accidentes se debe a la falta de formación en el uso de las herramientas de trabajo, aquí entra la protocolización de los procedimientos. La formación y la protocolización deben ir siempre unidas para reforzar la cultura de la empresa en relación con el buen uso y disfrute de las instalaciones con el fin de mejorar el rendimiento y la productividad, dentro de un entorno seguro y confiable.

Auditorias de procesos, seguimiento y actualización del plan

Las auditorias periódicas ayudarán siempre a detectar posibles fallos o detectar nuevas posibles situaciones, el entorno de trabajo es muy dinámico y pueden generarse situaciones anteriormente no contempladas, el seguimiento y la actualización permitirá tener un plan de prevención de riesgos laborales rígido frente a posibles circunstancias que se puedan dar.

Cualquier precaución es poca

Existen infinidad de posibles escenarios que se puedan dar y que pongan en peligro la seguridad y el bienestar de tus trabajadores. Tal es el ejemplo de no disponer un plan específico sobre una pandemia, muchas empresas se han visto retratado en no poder anticiparse y gestionar la crisis sanitaria como el Covid19.

Por ello, toda precaución es poca si se trata de la seguridad de tus trabajadores, no gestionar correctamente este apartado puede acarrear serios problemas de salud, un ambiente laboral no deseado, pérdidas económicas debido a sanciones o por la bajada de producción evitables al no ejecutar correctamente los protocolos de prevención y actuación ante riesgos de seguridad y bienestar en el trabajo.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

Categorías RRHH

Deja un comentario