Cómo fidelizar clientes en el proceso

Los clientes son parte vital de nuestros negocios, tanto así que cualquier negocio sin ellos, las empresas no podría subsistir en el mercado. Muchas de las empresas hoy en día se lo deben a la fidelidad que tienen sus clientes con ellos y que han ido construyendo a lo largo del tiempo.


La fidelización es un proceso de construcción constante entre empresa y cliente, por un lado, la empresa sigue una estrategia para cautivar y enamorar a los clientes, estos, por su parte, elegirán siempre a la mejor oferta que cubra sus necesidades.

Ganar clientes no es tan importante como mantenerlos. Es mejor que generar la fidelidad de tu clientela y construir esa relación de confianza y beneficio mutuo, pero ¿cómo podemos lograr esto?

Construya relaciones en lugar de enfocarse en vender



Muchos negocios se centran en vender lo cual no es malo, prefieren vender un producto a alguien una sola vez, aunque sea un mal producto, pero consiguieron el dinero del consumidor, esto te traerá mala reputación y a la larga no quedará nadie que quiera comprar tus productos.

Céntrate en construir relaciones con tus clientes, interactúe con ellos, entienda su comportamiento y sus preocupaciones, habilite un canal para este propósito.

Estoy seguro que tú también tienes un sitio favorito en donde prefieres comprar y esto es por el trato que tienen hacia ti y estas empresas o negocios han conseguido que confíes en ellos.

Exceda las expectativas

Ya sea que ofrezca un producto o un servicio, las personas se crearán expectativas en torno a ello.

Si algo es económico no se hacen muchas expectativas en comparación si el precio del bien o el servicio es más caro, entra en juego aquí la psicología del precio y el valor percibido de los clientes, aunque no siempre lo más caro es lo mejor. En todo caso,supere las expectativas de los clientes y verás cómo estos regresan por más.

Cree una cultura verdaderamente centrada en el cliente

No solo tiene que ser su negocio, lo dicen todos los grandes empresarios, todo tu negocio debe enfocarse en satisfacer al cliente, sus empleados, tus socios y otros stakeholders.

Cree una cultura en su empresa o negocio donde se aprecie al cliente y estos consigan lo que necesitan, pero que reciban aún más de lo que esperaban sobre el servicio que ofreces.

Haga que cada punto de contacto envíe un buen cliente

Desde el momento que el cliente tiene contacto con la empresa o con el producto ya se está formando en su interior una opinión, ya bien sea positiva, negativa o neutra.

Haga que cada momento que el cliente esté en contacto con tu producto o servicio sea una experiencia grata que seguramente creara esa relación de fidelidad que se está buscando lograr.

Brinde atención personalizada

No todos los clientes son iguales, algunos son más excéntricos que otros, algunos son más específicos, algunos quieren que se les trate diferente.

Detecte lo que desean sus clientes y bríndales esa atención fuera de lo común que anhelan recibir y verás cómo esas personas volverán a consumir sus productos y le harán publicidad gracias al trato especial que recibieron. Preocúpese por tener un equipo de trabajo motivado

Si tus empleados no están bien no pueden atender bien a tus clientes.

Cuida de tus empleados y ellos cuidarán de tus clientes, es así de simple. Mantén a tus empleados motivados, dales incentivos, bonos por buen trabajo, logra que se mantengan animados y verás el cambio drástico cuando interactúen con la clientela y mejoren su rendimiento.

Sorprenda con detalles emocionales

Sorprenda a tus clientes con detalles emocionales, que hagan que ellos se sientan especiales.

Puede ser que un cliente esté de cumpleaños y le regalan un pastel, le envían una carta, un regalo o una oferta. Haga que su cliente se sienta especial tocando el lado emocional de las personas y le asegure que esto no pasará desapercibido por ellos.

Conceda precios especiales

Conceda precios especiales a esas personas que son clientes fieles como modo de agradecer su fidelidad y verá como nunca lo abandonarán por la competencia. Puede hacerle a un cliente que compre mucho una especie de descuento, algo así como que a la décima compra le descontaremos el 20% en el próximo producto que compre, por poner un ejemplo.

Pienso que construir una relación sana y de confianza con los clientes otorgará muchos beneficios a las empresas que sepan cómo construirlas. Retener la mayor cantidad de clientes es de suma importancia si quieres un negocio próspero y duradero. Recuerda que un cliente feliz es más probable que regrese y eso se traduce en mayores beneficios para tu empresa.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

¡DEJA TU COMENTARIO!

avatar
  Suscribirse  
Notificarme cuando: