¿Por qué utilizar luces LED en tu negocio?

Tan importante como la calidad de los productos, la eficacia de la atención y las estrategias de marketing para atraer nuevos clientes, la iluminación es un punto clave en la consolidación de un establecimiento comercial.

Los beneficios de este tipo de estrategias no solo son de ayuda en el momento de proporcionar un entorno agradable para el consumidor, sino también para todos los trabajadores que hacen vida en la empresa. Aquí repasaremos algunas de las ventajas de la iluminación LED comercial para que te decidas por su pronta instalación en tu negocio.

Ventajas de la iluminación LED comercial


Sin importar el modelo de negocio que tengas, la iluminación debe ser parte de tu prioridad en caso de que cuentes con un establecimiento físico. Imagina por un momento que eliminas cada bombilla y lámpara de tu empresa y, al margen de los errores de operatividad, piensa lo poco atractiva resultará para tus clientes.

Entre las diferentes opciones del mercado, la iluminación LED es tu mejor aliada gracias a sus múltiples beneficios. Focalizados en los negocios, estos se traducen en los siguientes:

Transforman la dinámica del negocio

Si algo caracteriza a las bombillas LED es que son más versátiles que las tradicionales. Una correcta elección de un estilo o diseño de una lámpara puede transformar sustancialmente el decorado de un lugar, combinándose con la arquitectura, colores y los productos que se venden.

Considera el ejemplo de un salón de belleza. Elegir luz led para espejos representará una diferencia notable para la función que el estilista desarrolla, para la manera en que el cliente aprecia el resultado y para el estilo del establecimiento en general. Esto es aplicable a otros modelos de negocio, operando siempre en un cambio de dinámica con respecto a la luz convencional.

Ahorran dinero

Es la principal ventaja que la mayoría de las personas evocan en el momento de pensar en este tipo de iluminación. Con respecto a las bombillas incandescentes, las LED reducen el consumo entre un 80 y un 90%. El resultado será perceptible en la factura de fin de mes, lo que se traduce en una mayor eficiencia energética.

La reducción del consumo también tiene un impacto positivo en el medio ambiente, una ventaja extra que está en sintonía con los planes y programas que se incentivan desde hace años. La elección de esta alternativa de iluminación se corresponde con las estrategias de una Responsabilidad Social Corporativa (RSC).

Duran más tiempo

Al tiempo que son más eficientes, las LEDs también duran más tiempo. Aunque varía del modelo y del tipo que se desea instalar, su vida útil se suele encontrar entre las 20.000 y las 50.000 horas. Algunas incluso pueden acercarse a la barrera de las 100.000 horas, aunque por supuesto están condicionadas por factores externos como el frío o el calor.

Las lámparas y bombillas tradicionales suelen durar entre 3.000 y 5.000 horas, una diferencia notable con respecto a las anteriores. Nuevamente, esto se traduce un una inversión de menor coste a largo plazo y una eficiencia ambiental acorde con los tiempos actuales.

Proporcionan una sensación más agradable

Principalmente para el cliente. La variedad de ofertas permite elegir luces de diversos tonos, de manera que se pueden regular en función de la sensación que se desee transmitir. Esta puede estar en consonancia, por ejemplo, con la música; para que al momento de entrar el cliente a la tienda se sienta cómodo y quiera permanecer más tiempo dentro de ella.

También se focaliza la atención a los productos o servicios que se ofrecen. La iluminación de una zona de ofertas, del nombre del establecimiento o de cada uno de los productos permite que los compradores sientan mayor interés por invertir su dinero. Todo esto se hace de forma más ingeniosa con las LEDs en contraste con la iluminación tradicional.

Favorece a un entorno de trabajo cómodo

Por último, no se puede dejar a un lado los beneficios que generan en cada uno de los trabajadores. Las luces LED son más tenues, no emiten calor y por tanto eliminan el estrés de la sobreexposición a las bombillas más intensas. Estas tampoco emiten rayos ultravioleta ni infrarrojos, de manera que también se contribuye a la salud en el proceso.

Otras de las ventajas de optar por esta alternativa de iluminación son las siguientes:

  • No contribuyen a la contaminación lumínica en los exteriores del negocio.
  • Son fáciles de instalar.
  • Cuentan con una garantía superior a la tradicional.
  • Se pueden comprar en diferentes tonos de colores.
  • Están en sintonía con las leyes medioambientales aplicables a las empresas.
  • No generan cansancio visual a clientes y trabajadores.
  • Son más resistentes a los cambios bruscos de temperatura y a los golpes.
  • Distribuyen la luz de una forma más equitativa.

Por todo esto, y ya sea que hayas iniciado recientemente tu emprendimiento o ya seas un empresario consolidado, el uso de este tipo de iluminación solo conllevará aspectos positivos para tu economía, empleados y clientes.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

Categorías Empresa

Deja un comentario