¿Cómo tomar buenas decisiones en tu día?

Decisiones son cosas del día a día, desde el momento en el que te levantas, estás pensando, qué ropa me voy a poner hoy, qué voy a comer, qué tengo que hacer, qué es mejor, lo compro o ahorro el dinero para otra cosa.


Tomar una buena decisión a veces depende del resultado, así que no podemos saber si fue una buena decisión hasta que se descubre después de hacerlo.

Hay decisiones que son importantes y no quieres cometer errores, los errores les ocurren a todos, pero hay varias medidas que puedes tomar para ayudarte a que mejores tu toma de decisiones.

¿Cuáles son?

Date cuenta del poder de tomar una decisión



Las decisiones que tomas pueden cambiarte la vida o la de las personas que te rodean.

¿Cómo tomar buenas decisiones en tu día? 1

Debes saber que muchas veces tus decisiones afectan a los demás, a veces, de manera indirecta y no siempre puedes controlar esto o es culpa de alguien, pero debes tener en cuenta el poder que tienes al tomar una simple decisión y meditar sobre qué resultados podrían suceder de hacer tal cosa en vez de hacer cosas sin pensarlas con antelación.

Reduce tu gama de opciones

Es más difícil elegir entre muchas opciones que entre pocas, reducir las opciones que tienes podría mejorar drásticamente tu toma de decisiones, al disminuir el rango de posibilidades que ofrecen muchas opciones, reducirías la indecisión y te concentrarías en las más importantes logrando seleccionar la opción que más te satisfaga lo que en realidad necesitas o buscas.

Sigue tu instinto

Una de las cosas que siempre pasa a la gente es que después de elegir mal entre la decisión correcta y la equivocada afirman “lo sabía”, no tengas miedo y sigue tus instintos, muchas veces estos no se equivocan, por lo tanto, cree más en ti mismo y verás cómo las cosas mejorarán para ti.

Toma mucho impulso

A lo que me refiero es que antes de dar ese salto y tomar una decisión importante prepárate para lo que puede pasar, toma impulso y coge aire, mantén mente positiva que el éxito está esperando a que lo alcances, pero debes pensar que lo lograrás, así que visualiza lo que puedes lograr antes de tomar una decisión para saber si ese es el rumbo que quieres tomar.

Evita la presión social

A veces la decisión correcta no se toma porque, aunque sabes que es lo correcto, te pones a pensar en el que dirán los demás, no te preocupes por ellos, tú eres quien toma las decisiones y estas en control de tu vida, pero si esto no te funciona trata de tomar tus decisiones en un entorno más relajado en donde nadie te juzgará por lo que hagas y no tomes decisiones por el simple hecho de complacer a los demás.

Apuesta por lo que te gusta

Esta es fácil, si tienes que tomar una decisión y no sabes cual elegir, apuesta por la que más te guste, si es algo que disfrutas o quieres hacer no lo lamentarás, esto puede suceder al momento de elegir una carrera cuando no sabes que estudiar.

No importa lo que los otros quieran si haces algo que quieres siempre sabrás que has tomado la mejor decisión para ti.

Aprende a redirigir tus objetivos

Si tomaste una decisión y esta no es lo que esperabas no te desanimes, aprende a redirigir tus objetivos, saca provecho de lo que hiciste, piensa en otra manera de lograr tus objetivos, no te estanques porque la manera en que querías hacer las cosas no sucedió, adáptate a tu entorno, se versátil y confía en que llegarás a dónde quieres estar.

No siempre es fácil tomar decisiones, pero son hechos con los que todo el mundo debe lidiar, a algunas personas les sale bien naturalmente, puedes pensar que es suerte o quizás fue algo más. Creo que estos concejos te ayudarán al momento de tomar tus decisiones y que pase lo que pase estés conforme con lo que decidas.

¿Cómo tomar buenas decisiones en tu día?
5 (100%) 1 voto[s]
ARTÍCULOS RELACIONADOS

¡DEJA TU COMENTARIO!

avatar
  Suscribirse  
Notificarme cuando: